jueves, 24 de diciembre de 2009

Nuevos espacios, viejas luchas : los espacios virtuales en la lucha por el reconocimiento


Hace una semana, el Colectivo Calleshortbus, creador y fundador del "blog" del mismo nombre, realizó un conversatorio sobre disidencias sexuales y la trascendencia de los espacios virtuales sobre el tema. Asistieron miembros de la comunidad LGBT, activistas sociales y estudiantes universitarios. Territorios de Esperanza participó del espacio.

Por primera vez en la ciudad se discutió de manera seria, la manera en como el "blog", como un escenario virtual, podia convertirse en un frente de lucha por el reconomiento de los LGBT. Criticas llovieron, elogios por igual, pero todos destacaban la impersonalidad del medio. Para unos, era una manera estrategica de sostener la lucha, sin arriesgarse a pasar por martir. Para otros, una alternativa respetable, pero que le restaba "corporeidad" al asunto, presencia al activista, lo que naturalmente le restaba contundencia a su accionar.

Se puede estar de acuerdo con unos y con otros sin temor a estar del lado equivocado. Inclusive, se puede coincidir en ambas posiciones. En un pais donde los derechos humanos se convierten en una victima mas del conflicto armado, situada en medio de un fuego cruzado entre todos los bandos en disputa, expresarse libremente puede salir caro. Cuando se vive en una sociedad vulgarmente conservadora, confesar que se piensa distinto, puede significar una condena a la exclusión permanente. Luchar desde el anonimato, se convierte entonces en una opción valida, y sobre todo, sensata. Se lucha contra viejos enemigos, con nuevas y sofisticadas armas.

No obstante, el mundo de lo virtual aun no tiene las puertas abiertas a todos sin excepción alguna. Suponer que la abrumadora mayoria de los ciudadanos de este pais de miseria tiene acceso libre a la red, es un atentado al sentido comun. Y dentro de los que tienen acceso libre a la red, resulta dificil esperar que todos gasten los valiosos minutos del ocio en espacios virtuales dispuestos para la opinion. Y mucho menos el colombiano promedio, que suele "navegar" con un rumbo pre-determinado. La hoja de ruta por lo general, se reduce al inevitable "mail", al siempre presente "facebook", a las paginas de sucesos de los principales periodicos amarillistas del pais, y porque nó, a una que otra web porno. Por tal razón, la virtualidad debe trascender de lo inmaterial y trasladarse a los escenarios "reales". En ampliar los frentes de acción radica el exito de cualquier proposito. El Colectivo Calleshortbus cumplió con la misión.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias amigo Orlando... el comentario completo te lo enviamos en cojunto el colectivo Calleshortbus...

    ResponderEliminar
  2. Hace unos dias supe de un caso de homofobia en la ciudad, bastante diciente: Tres parejas se hallaban en las murallas de la ciudad, en labores romanticas naturalmente, dos eran heterosexuales y una sola era homosexual. En ese momento dos policias que patrullaban la zona se acercaron a una de las tres parejas, la homosexual, y les increparon por lo que hacian. Ellos les cuestionaron el hecho de que tan solo le llamaran la atención a ellos y no a las otras dos parejas, a lo que los agentes respondieron: ustedes estan dando un mal ejemplo, por aqui circula mucha gente, niños inclusive, y lo que estan haciendo esta prohibido. ¿Es esa la posición oficial de la Policia Metropolitana de Cartagena?¿Donde sigue figurando que las relaciones homosexuales sean un delito?

    ResponderEliminar
  3. Ver articulo:

    Apreciaciones calleshortubs relativos a su primer conversatorio sobre disidencias sexuales, homofobia y el papel de los blogs en este tema.

    http://calleshortbusradical.blogspot.com/2010/01/apreciaciones-calleshortbus-relativos.html

    ResponderEliminar