jueves, 31 de diciembre de 2009

Los defensores de los desprotegidos



A la memoria de Barry Horne (1952 – 2001), defensor de los desprotegidos

Luis Álvaro Rincón Rojas es el destacado alcalde del municipio de Mosquera, un pueblito de 63.573 habitantes instalado en el corazón del Departamento de Cundinamarca. Bastante pequeño el municipio, tiene menos habitantes que la localidad promedio de una ciudad mediana. No obstante eso no fue un obstáculo para que el Dr. Rincón Rojas gozara de 15 minutos de una fama extendida por toda la nación. En un video publicado por los noticiarios del país, apareció el destacado alcalde haciendo una promesa que juraba cumplir. Su enérgico discurso, el ímpetu de su carácter y la contundencia de su palabra, le ganaron las vivas del público que le acompañaba. Juró recoger y matar a todos los perros callejeros que el encontrara merodeando por las calles del glorioso pueblillo de Mosquera, aquel que se definiera a sí mismo como “la dulce anfitriona de una gran casta española”.

Cuando Rincón fue elegido en el 2007, representando las toldas del Partido de Unidad Nacional (mejor conocido como el Partido de la U, defensores acérrimos del régimen de turno), seguramente nunca expresó su deseo de librar a Mosquera del asedio permanente de los infernales cuadrúpedos. “Perro que esté en la calle, perro que voy a recoger y a matar”, hubiese sido un buen slogan para la campaña. Fácilmente hubiese conquistado el corazón y los votos del pueblo mosqueruno. Pero sucede que no todos están de acuerdo en que los perros callejeros sean una plaga digna de ser exterminada. Sucede que son muchos los que siguen creyendo en la vieja frase del cajón “el perro es el mejor amigo del hombre”. Quizás el Dr. Rincón no sepa, que así como existen destacados hombres que han jurado aniquilar a cuanto perro callejero recorra las calles del mundo, existen algunos otros que serian capaces de asistir a una guerra con tal de salvarles. Ambientalistas y defensores de los animales se les llama. Y de ellos, unos cuantos han sabido organizarse desde el anonimato para combatir, a través de la vía que sea necesaria, a los más desprotegidos. El Frente de Liberación Animal y el Frente de Liberación de la Tierra son algunos de ellos.

Ambos se caracterizan por ser buenos representantes de una lucha sin líderes. No son organizaciones con jerarquía, no gozan de líderes reconocidos y la mayor parte de sus “combatientes” son anónimos. Consisten en células aisladas, que perfectamente pueden contar con un solo miembro, que realizan acciones de hecho en contra de cualquiera que atentara contra la vida animal. Cualquier persona que emprenda acciones reivindicativas a favor de los animales o por la preservación del medio ambiente, puede reclamar el hecho a nombre de las organizaciones, siempre y cuando no se atente en contra de la vida en cualquiera de sus formas. Se les responsabiliza del incendio a plantas de pieles, granjas y centros de investigación que para sus experimentos se valgan de animales.

A pesar de reivindicar la no violencia en sus luchas, y de respetar categóricamente la vida humana, han recibido el incomodo rotulo de “terroristas”. El FBI en los Estados Unidos les considera a las dos como unas de las más peligrosas organizaciones terroristas del país. Varios de sus miembros enfrentan largas condenas penales por atentar contra la propiedad privada. Retar al capital de manera tan directa siempre trae consecuencias. Pero a final de cuentas, decenas de perros, monos, gatos, pollos y otras alimañas, le deben su libertad al Frente de Liberación Animal y el Frente de Liberación de la Tierra. En esta eterna guerra entre los animales y los seres humanos, ellos liberaron a los vencidos y abofetearon a los vencedores, a aquellos que como el Dr. Rincón, con esa arrogancia que caracteriza a la raza humana, se han creído siempre superiores a los designios divinos de la vida.

...

De esta manera Territorios de Esperanza se despide de este año que esta por culminar. Se despide dejando un pais que camina ciegamente habia el patibulo, y una ciudad cercada por el miedo y la incertidumbre. De manera tal, que el trabajo continua. Seguiremos "desnaturalizando la desigualdad".

7 comentarios:

  1. Esperemos este sea un buen año, y pueda seguir participando en "Territorios de Esperanza", aunque ctreo que faltó citar uan actividad directa, de tipo teórico: un espacio de discusión, pues las discusiones muchas veces desbordaron el formato del blog.

    atte,

    WJCT.

    ResponderEliminar
  2. Al fin algo sobre animales,naturaleza, en fin la vida. Creo que los seres humanos libramos la lucha mas cruenta con la naturaleza y medio ambiente en los actuales momentos. La escacez de alimentos, de agua, el deterioro de los habitabs naturales, son algunas de estas situaciones. Si a ello le sumamos el maltrato animal, el panoram,a se muestra a un mas lamentable. No hay derecho a eliminar, maltratar,desestabilizar, desafiar a la naturaleza; lo cual es desafiarnos a nosotros mismos.
    Seres indefensos, desprotegidos como los animales, deberian ser objeto de `preocupacion de todos los seres humanos, deberian existir en nuestros barrios, ciudades, paises, muchos Frentes de Liberacion Animal y de Liberacion de la Tierra, arremeter con estos hermanos de la tierra es arremeter contra nosotros mismos y contra la estabilidad de la tierra.

    Att Lorena

    ResponderEliminar
  3. Es muy cierto que los seres humanos estamos en constante lucha con nuestro entorno, esto hace parte del diario vivir...¿cómo sería si nos arrodilláramos ante la naturaleza? para mí esto ni es posible, ni es factible, nuestro deber y derecho como seres humanos, pensantes y por tanto con mayor dominio en nuestras acciones, es hacer buen uso de los recursos naturales y ojo que digo uso y no abuso que es lo que generalmente hacemos....así que es imposible no desestabilizarla , de hecho creo que eso ni siquiera es necesario ya que nuestro planeta está en constante cambio, la misma naturaleza acciona y reacciona y nuestro papel aunque no lo queramos ver es bastante limitado.
    Por otro lado los animales no son ningunos seres indefensos,-indefenso equivaldría a “sin capacidad de defensa” y es oportuno recordar que todos los seres vivientes tienen sus mecanismos de defensa, algunos más que otros- tal vez sí desprotegidos y esto tal vez por el erróneo concepto que muchos manejan acerca de los animales-no en balde cuando alguien toma ciertas actitudes le anexamos este calificativo-
    Finalmente,en el mundo existen organizaciones defensoras de animales y del medio ambiente-para lo cual me parece exagerado el calificativo de terroristas-aunque no debemos olvidar que el fanatismo está en todas partes y esta es una de las causas por la cual se persiguen a estas organizaciones- Claro que también existen intereses económicos que tras bambalinas se mueven para aplacarles el trabajo, que a mi parecer es una labor admirable y hasta de riesgo..En mi mente existe una imagen muy representativa de la organización GREENPEACE-es una lanchita en medio del pacìfico luchando contra un buque inmenso que se propone a cazar ballenas-la cosa hasta podría causar la risa de algunos,pero es realmente impresionante còmo ante el bombardeo que le hacen a la lanchita con chorros de agua a presión,èsta se da a la tarea de impedir aquel holocausto…..Que bonito sería ver que entre los mismos seres humanos también pudiéramos hacer lo mismo,defendernos unos a otros por encima de los intereses e ideologías…..!

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Orlando, en estos días creo volveré, conoces de los motivos de mí asusencia, pero me daré un respiro y acudiré a una de mis adicciones.

    Saludos Enormes.
    Kelly Inés Perneth Pareja.

    ResponderEliminar
  5. Detras de la discusión del trato que los seres humanos le damos a los animales, está claro que existe una discusión mas de fondo, y es sobre la relación que los seres humanos hemos establecido con la naturaleza. No ha sido una relación de reciprocidad, ni de mutuo beneficio. Ha sido, historicamente, una relación de abuso, donde la naturaleza ha sido mancillada en beneficio del progreso humano.Creo en el progreso, en los beneficios que vienen consigo, pero no existe ninguna justificación para destruir nuestro habitat.

    Es preciso, hoy mas que nunca, aprender de nuestro hermanos mayores, los taironas, que no han dejado de enseñarnos que podemos vivir en armonia con la naturaleza sin que esto nos impida continuar adelante en nuestro transito historico.

    Sobre cuan indefensos son los animales debo decir, que a pesar de que los animales nacieron con distintas formas de defenderse, no podemos negar que ninguna de esas formas puede combatir efectivamente nuestro principal mecanismo de defensa: nuestra inteligencia. Es por eso, que sin importar cuanto pese un toro, el torero siempre va al ruedo en superioridad con respecto a el. Con el arma que carga consigo, fruto de añso de evolución intelectual, lleva todas las de ganar.

    Territorios de Esperanza

    ResponderEliminar
  6. Saludos

    Siempre he tenido opiniones de reserva con relación a el tema de los animales, en aspectos tales como si son indefensos o acerca de su inteligencia, en otros términos acerca de su racionalidad.
    Aquello de seres racionales, otorgado por la modernidad con su razón, nos ha querido separar de esta cadena. Considero que uno de los puntos que se inserta aquí, es el tema razón e instinto. Quiero comentar desde este aspecto.
    Cuando afirmo que tengo mis opiniones reservadas, al inicio de este comentario lo digo ya que, creo que por más investigaciones que se hayan realizado estás nunca alcanzaran para demostrar cuan diferentes somos de los animales, que llamamos no racionales, la discusión en esto es , parece ser que la razón nos hace distintos y el instinto nos hace animales, es decir pares ente los aquellos llamados no racionales animales.

    Todo estos discurso y conocimientos que creemos tener de los animales, los he considerado informaciones a medias y justificadoras para cada vez hacernos más superior, y sobre todo con el don de someterlos.
    Ya una vez lo dijo Foucault, la ciencia es un discurso, y los animales no racionales son productos de ellos, y los llamados racionales al igual lo somos.

    Saludos Enormes
    Kelly Inés Perneth Pareja
    Solo ya como persona, siento una total e inmensa atracción por los tigres, son belicismos.

    ResponderEliminar
  7. creo que no se trata de arrodillarnos ante la naturaleza, porque ella como todas las cosas de este mundo es cambiante,y nosotros que hacemos parte de ella necesariamente tenemos que interactuar y hacer uso de ella, lo que si me inquieta sobre manera es la vieja discusion del progreso a cuestas de lo que sea, de llevarselo todo por encima de lo que sea. Creo y sigo pensando que ese avance del que tan orgullosos nos sentimos los seres humanos, esta ayudando a volver caotica la vida en el planeta, nuestra de ello son todas las catastrofes que estamos viendo, nuestro abuso con la naturaleza que incluye a los animales para su equilibrio, estan en franco peligro.
    Pareciera que nadie lo creyera, que fuera cosa de segundo orden, y a pesar de las reuniones y grandes convenciones internacionales que se realizan para hacer mas visible y tomar medidas al respecto.El avance, el progreso sigue estando por encima de la vida misma.

    Att LGP

    ResponderEliminar