viernes, 17 de julio de 2009

"Urgencias": reflexiones en torno a un concepto complejo


Un dolor agudo en la parte baja de la espalda le hizo despertar cuando apenas se asomaban los primeros rayos del sol. Como pudo logró vestirse para emprender un corto viaje hasta la sala de urgencias de una de las clinicas de la ciudad. Las manecillas del reloj marcaban las 7 y 50 de la mañana cuando hizo su arribo. Realizó el protocolo de rutina: registrarse ante la recepcionista, verificar los datos y ubicar la historia clinica. Asi empezaba una tortura que se prolongaria por mas tres horas. Desplomada sobre una silla aguardó con paciencia su turno. A las 11 de la mañana pasó a una segunda sala donde fué examinada por un profesional de la medicina, que despues de someterla a un interrogatorio digno de cualquier tribunal de la Santa Inquisición, dictó su diagnostico; cosa que no le tomó mas de cinco minutos. Una enfermera entrada en años, ingresó a la sala con la dosis de la droga recetada, le hizó extender su brazo y sin pronunciar mas de diez palabras le introdujo una aguja reventandole las venas y haciendole derramar a la joven todas las lagrimas que antes habia mantenido contenidas.

Casi cinco horas despues de su ingreso, la adolorida jovencita salió por la puerta principal de la sala de urgencias dejando detras de si, media docena de pacientes que con toda seguridad, tenian por lo menos un par de horas esperando su turno para ser expuestos al Tribunal de la Santa Inquisición. Horas.... en una sala de urgencias el tiempo se cuenta por horas. La Real Academia de la Lengua Española, al definir el concepto de "Urgencias" dice: " Sección de los hospitales en que se atiende a los enfermos y heridos graves que necesitan cuidados médicos inmediatos."O la Real Academia de la Lengua Española está equivocada, o el sistema hospitalario colombiano es exageradamente deficiente y potencialmente homicida. La respuesta no puede ser mas obvia.

1 comentario:

  1. Recomiendo leer un artículo de Semana.com en el que tres expertos internacionales analizan el mal estado del sistema de salud colombiano, curiosamente ellos fueron asesores cuando se empezaba a aplicar, y advirtieron cosas como las siguientes:

    El artículo se llama "Lo mejor y lo más débil del sistema de salud colombiano" por María Teresa Ronderos.
    "Cuando asesoramos al gobierno colombiano, ya la Ley había incluido a las EPS privadas, y no podíamos hacer mucho, pero en otras partes hemos recomendado que no se creen. Se vuelven políticamente muy poderosas y consiguen frenar los esfuerzos para regularlas": William Hsiao.

    "El camino que escogió Colombia de hacer este esfuerzo de conseguir recursos destinados a la salud y luego dárselos a empresas privadas resultó muy costoso, porque se esperaba que la competencia entre ellas iba a mejorar la eficiencia del servicio y esto no sucedió": Thomas Bossert.

    "El derecho a la salud es un derecho fundamental, pero como los recursos son limitados se necesita poner en práctica un debido proceso, que toma tiempo implementar, para asegurarse de que lo que quede excluido del POS sea aceptado y legítimo por la sociedad": Norman Daniels

    ResponderEliminar