sábado, 21 de mayo de 2011

Transcaribe: ¿Solución o problema?




Hay cosas sobre el transporte publico que solo se aprenden tras largos años de estar utilizandolo constantemente. A pesar de todos los años que tengo haciendolo hay algunas cosas que solo aprendí hasta hace un par de semanas. Por ejemplo, que el sparring - el diligente asistente de cobro del bus - no esta subordinado al conductor. Está en capacidad de contrariarlo, de discutirle y de pasar por encima de su autoridad. He descubierto unas cuantas cosas mas. He tenido tiempo de sobra para hacerlo. Ultimamente los tiempos de desplazamiento han aumentado vertiginosamente. Ir desde la distante periferia de la ciudad hasta el centro puede tomar muchisimo mas tiempo de lo normal. Una hora y cuarto, quizas un poco mas o un poco menos. Todo es la consecuencia de las obras que se adelantan en la avenida principal, obras que hacen parte de la adecuación de las vias para la futura puesta en marcha del sistema de transporte masivo para Cartagena: Transcaribe.



Cuando el bus de atravieza la ciudad y nos acercamos al tramo comprendido entre el Mercado de Bazurto y el Pie de la Popa se diviza una estela de destrucción a un costado de la via. Es como si un terremoto hubiese devastado la zona. No son mas que las numerosas y costosas demoliciones que debieron realizarse para poder ensanchar la angosta avenida y asi adaptarla a los requerimientos basicos del Transcaribe. Las miradas de los pasajeros se pierden ocasionalmente en las ruinas. Sus rostros sudorosos y agobiados por el calor expresan cierta resignación. Parece como si estuvieran dispuestos a tolerarlo todo con tal de ver en funcionamiento el prometido sistema de transporte masivo. Se los han prometido tanto y tantas veces que quizas ya olvidaron las primeras dudas sobre el proyecto: los costos economicos, las consecuencias sociales o la pertinencia de la iniciativa.



Cuando decidieron construir un sistema de transporte masivo en la ciudad muchos celebraron la iniciativa. Presumieron que seria el fin del ineficiente y abusivo sistema tradicional. Otros, menos optimistas, cuestionaron la pertinencia y la funcionalidad de una estructura diseñada para urbes de cuatro millones de personas, en un pueblo grande de apenas de un millon de habitantes. Parece, y lo es en efecto, una cuestión de sentido común. Pero ya la suerte esta echada. No existe marcha atras. Bastará con el tiempo para saber si Transcaribe habrá sido la solución del problema de transporte publico de la ciudad o si se convertirá en un problema derivado de un nuevo desacierto urbano de una enorme lista de desaciertos cometidos a lo largo del siglo XX. En Bogotá, hasta hace poco, con sus siete millones de habitantes, se dieron cuenta que el sistema es economicamente insostenible y solo podrán equilibrarlo aumentando progresivamente el costo del transporte. ¿Que le espera al "Corralito de Piedra"? Solo el tiempo lo dirá.

1 comentario:

  1. En efecto,tienes razòn en mucho de lo que expresas.Ùltimamente el desplazamiento por la ciudad se ha convertido en un veraddero tormento.Creo que la gente lo percibe como "un pequeño sacrifio" que luego serà compensado.Sin embargo ,cre que nadie se imagina las consecuencias que el SITM trae a cuestas:ya no se podràn pagar los 1.000 pesitos a los que muchos nos hemos acostumbrado ,por ejemplo.El problema de Colombia y ,particularmente, tomando el caso de Cartagena es que las ciudades no estàn bien pensadas y por ende estàn mal diseñadas.
    El afàn de "urbanizar" las ciudaddes a imagen y semejanza de las grandes urbes de nuestro paìs y del mundo se han ignorado las dinamicas socioculturales de cada uno de los sitios en donde se programa un proyecto.
    Empero,debo decir que esto no es malo.Nuevas obras,nuevos proyecto deben ser bienvenidos en la ciudad siempre y cuando se cuente con un riguroso estudio de necesidades y sobre todo de posibilidades de dicha poblaciòn.Creo que con el salario mìnimo y los costos diarios por las nubes,muchos extrañaremos pagar $1000 para desplazarnos por la ciudad pero la gente no serà consciente de esto hasta QUE estrenE el TRANSCARIBE.

    Buen artìculo

    ResponderEliminar