jueves, 16 de abril de 2009

La otra cara de la moneda: violencia homicida en Cartagena



Los titulares de la prensa urbana anunciaban lo increíble: hoy Cartagena podía considerarse una de las ciudades mas seguras del país; se había cerrado el 2008 con un tasa de 17.5 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que a los ojos de las autoridades locales, era una cifra digna de celebrar. Y puede que lo sea, por lo menos en apariencia. Cuando se esta acostumbrado a vivir en medio de la intolerancia y sin un mínimo de respeto por la vida humana, las cifras no suelen decir mucho. Pero una comparación con el panorama global pueda permitirnos tomar conciencia de cual es la dimensión real de la problemática en Cartagena. Mientras la ciudad celebra por ostentar una tasa de 17.5 homicidios por cada 100.000 habitantes, en Europa una cifra de aquellas dimensiones bastaría para retirarle al mandato a cualquier administración. En Londres, Paris o Madrid, las enormes metrópolis europeas, la tasa no asciende a mas de 2 puntos. Inclusive, el índice mas alto en Europa lo ocupa Moscú, la capital rusa, con 9.6. La comparación puede ser pretenciosa, por supuesto. Las reducidas tasas de homicidios son una tendencia natural en la mayor parte del primer mundo. No obstante, America Latina, en el corazón del mundo subdesarrollado, ha ido mejorando progresivamente en los últimos años, acercándose así a los estándares del primer mundo. Sao Paolo, la metrópoli brasileña de 20 millones de habitantes por ejemplo, ha mantenido por un buen tiempo un índice inferior a los 10 puntos. Santiago de Chile y Buenos Aires, gozan de una tasa de 2 y 5 homicidios, respectivamente. Por supuesto que existen otras ciudades como Caracas, con una tasa de 130 homicidios, Ciudad del Cabo en Sudáfrica, con 62, o Port Moresby en Nueva Guinea, con 54, que superan toda lógica y se disputan el nada privilegiado lugar de las ciudades mas peligrosas del mundo. En apariencia, Cartagena estaría lejos de colocarse al nivel de las ultimas. No obstante, la cifra revelada por la autoridades de la ciudad ocultaba algo: si bien el 2008 cerró con un tasa de 17.5 homicidios por cada 100.000 habitantes, la tasa global de todo el año, de inicio a fin, fue de nada mas y nada menos que 35.6 homicidios, lo que basta para Cartagena se sitúe entre las ciudades mas peligrosas en todo el planeta. El promedio mundial, por ejemplo, se encuentra en 14 homicidios. Cartagena dobla esa cifra. En definitiva, siendo revelada esta otra cara de la moneda, no existen motivos para celebrar.

1 comentario:

  1. Qué más Orlando... me parece buena la iniciativa... en esta ocasión me limitaré a señalar un posible lapsus, cuando te refieres a Sao Paulo y su número de habitantes das la cifra de "20.000 millones", cuando probablemente lo que quisiste decir fue "20 millones"... lo cual la convierte en una ciudad 20 veces más grande que Cartagena.

    Atte,

    William Castro-Toppin.

    ResponderEliminar